Todo sobre la videopresentación

Con el paso del tiempo y los avances tecnológicos, la forma de buscar empleo ha cambiado, pero también la forma de reclutar. En este sentido, son cada vez más las empresas y organizaciones que deciden implementar nuevos modos para hacer entrevistas y para conocer a los candidatos para un determinado puesto de trabajo. En esta ocasión, nos interesa hablar en particular de la videopresentación y cómo se ha ido convirtiendo en un método cada vez más demandado. Además, hablaremos de cómo prepararse para hacer una buena videopresentación. 

¿Qué es una videopresentación y por qué se solicita en el ambiente laboral?

La videopresentación es un formato relativamente nuevo que es solicitado por los reclutadores a los candidatos a un puesto de trabajo cuando estos han pasado la primera etapa del proceso, que es la que refiere al filtrado del currículum. La razón de ello tiene que ver con que es una herramienta que permite, antes de la entrevista de trabajo, conocer cómo una persona se desenvuelve no sólo ante un requerimiento tecnológico como es el armar la videopresentación, también la forma en que la persona habla, se mueve, si mira a cámara, si gesticula, entre otras cosas.

Algo que se debe tener en cuenta es que son muchas las capas que se consideran a la hora de hacer una entrevista. Dentro de estas, algunas pueden ser vistas incluso en una videopresentación. Por eso, la videopresentación es algo que se puede utilizar como una instancia intermedia entre haber superado el filtro de currículums y la entrevista presencial o virtual. Finalmente, hay que destacar que la videopresentación le da la oportunidad al candidato a un puesto de trabajo de guionar y proyectar qué es lo que quiere decir, ensayarlo y decidir de qué manera va a estructurar la información y cómo va a manifestarse.

¿Qué información tiene que estar en una videopresentación?

Si bien esto va a depender de cada caso en particular y lo que se considere importante para cada tipo de empleo, en general, una videopresentación suele contener los siguientes puntos:

  • La presentación

Nos estamos refiriendo a hablar de uno mismo. Esto debe ser breve y conciso y tiene que incluir quién uno es, qué es lo que se está haciendo actualmente y por qué se quiere tener ese puesto de trabajo.

  • La experiencia

En segundo lugar, vamos a argumentar por qué queremos ese puesto de trabajo, junto con los motivos por los que podemos ser buenos para ello. En este sentido, vamos a hablar de la experiencia profesional. Se trata de una parte de la videopresentación en la que se van a resumir las experiencias más importantes vinculadas al sector, los mayores logros que se ha tenido en términos profesionales, entre otras cosas. Además, es importante destacar que, en caso de ser una persona recién graduada y no contar con experiencia profesional, lo que se hará es hablar de las experiencias que se han tenido durante la carrera, incluyendo logros, experiencias en actividades extracurriculares, entre otros.

  • La formación

Luego de lo mencionado anteriormente, vamos a hablar de la formación con la que contamos. Es decir, se va a resumir la formación más frecuente, en particular si se trata de una carrera universitaria o un curso especial vinculado al sector en el que se quiere trabajar.

  • Las habilidades

Por último, se van a mencionar las habilidades, también conocidas como habilidades blandas. Se trata de mencionar todo aquello que no está relacionado con la formación o la experiencia profesional pero que puede contribuir al desempeño que se tenga en el trabajo, a la forma en que se desarrollen las distintas actividades y a cómo se lleve a cabo el vínculo con los otros.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.