¿Cómo reconocer cuando es momento de cambiar de trabajo?

Muchas veces, cuando llevamos un tiempo largo en un trabajo, empezamos a sentir que es momento de hacer un cambio. Esto puede deberse a varias cosas. Por un lado, puede tener que ver con que empezamos a sentir malestar en el empleo que tenemos y sentimos que nos limita y que no es algo que podamos continuar. Por otro, puede tener que ver con que sentimos que llevamos demasiado tiempo haciendo lo mismo y que esto puede generar complicaciones en nuestras posibilidades de seguir creciendo y desarrollándonos laboralmente. Cuando alguna de estas sensaciones aparece, es momento de empezar a pensar en cambiar de trabajo.

Cambiar de trabajo no es una decisión fácil y no se debe tomar a la ligera. Incluso, muchas veces, podemos encontrarnos con que solamente se trata de hacer algunos cambios en nuestra rutina y que puede ser suficiente con generar un clima laboral distinto del que tenemos. Pero, también, es probable que el trabajo que tenemos nos esté empezando a hacer sentir mal. A continuación, te vamos a contar acerca de algunas señales de alarma que pueden ir apareciendo y que podrían indicar que es momento de hacer un cambio en este sentido.

Cansancio, estrés e irritabilidad

Lo primero que hay que destacar es que el estrés y el agotamiento relacionado al trabajo han aumentado considerablemente durante la pandemia del coronavirus, de acuerdo a distintos estudios. Esto se debe no sólo al estrés en sí de la situación sanitaria y económica global, sino también a que muchas personas han debido continuar sus tareas en sus hogares, lo que ha dificultado la capacidad de desconectarse. Ello ha llevado a que aumenten el cansancio y la irritabilidad en la mayor parte de los trabajadores, viéndose afectada su salud mental y su bienestar. Si se tiene esta sensación respecto del trabajo que se hace y no se observa que tenga que ver solamente con la pandemia, puede ser momento de hacer un cambio.

Aburrimiento y desinterés

Otra gran señal de alarma puede ser el aburrimiento o interés por la tarea que se lleva a cabo laboralmente. El problema de esto es que, a veces, cuando ya no se tiene ningún tipo de interés por el trabajo, se puede tener cada vez más dificultades para cumplir con este. A la vez, el sólo hecho de hacerlo puede empezar a generar mucho malestar. Si esto empieza a pasar, si se empieza a sentir rechazo por el trabajo, es momento de pensar en hacer un cambio, puesto que esto puede afectar también la autoestima y el bienestar de la persona en los distintos aspectos de su vida más allá del meramente laboral.

Salario bajo

La pandemia del coronavirus ha generado una gran crisis económica a nivel mundial. Esto ha llevado, también, a récords en la inflación en distintos países. En este sentido, que los salarios queden por debajo de los aumentos de precios puede generar mucho malestar y complicaciones para sostenerse y para mantener a una familia. Por eso, si se observa que el salario es bajo, que no se tiene posibilidad de aumentarlo o que las oportunidades de crecer son reducidas, puede ser una señal de que es necesario empezar a buscar un nuevo empleo.

Valores

Finalmente, muchas veces, las personas no coinciden con los valores de la empresa. Cuando se empieza a buscar empleo, especialmente si se tiene necesidad de este, ello puede llegar a ignorarse. No obstante, con el paso del tiempo, pasar años trabajando para una empresa con la que no se coincide en los valores puede generar mucho malestar e incomodidad.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.