La importancia de la microformación

Los tiempos en los que una persona estudiaba una carrera y eso era suficiente para desarrollarse perfectamente de manera laboral han quedado en el pasado. Hoy en día, debido a la infinidad de oportunidades de formación a las que se puede acceder, es importante poner énfasis en seguir aprendiendo. Es decir, estar siempre activos y actualizando el currículum. A esto es a lo que se ha dado el nombre de microformación. Lo que conocemos como microformación es una técnica vinculada a desarrollarse por un trabajo o buscar uno nuevo a fin de poder crecer personal y profesionalmente.

¿De qué hablamos cuando hablamos de microformación?

Cuando hablamos de microformación, en la actualidad, estamos haciendo referencia a un tipo de aprendizaje. Este se centra particularmente en la comprensión de un tema en particular, pudiendo para ello romper con la necesidad de tomar largas clases o cursos con temarios densos o con una muy importante duración en el tempo. El microformación refiere a clases cortas y se centra particularmente en un tema específico cada formación. Se basa, básicamente, en una cantidad de información concreta y al pie, que es fácil de asumir por su poca densidad y que tiene un objetivo claro. Lo que se busca es que la persona haga la formación corta y, al terminarla, ya pueda haber asumido esos conocimientos, debido a tratarse de una formación que tiene un objetivo concreto.

¿Cómo debe ser la microformación?

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, podemos decir que una microformación debe tener, necesariamente, algunas de las siguientes características:

  • Ser un aprendizaje breve donde se pueden aprender las habilidades necesarias justo en el tiempo que se necesita para su implementación.
  • Poder personalizarse de acuerdo a los intereses y a las necesidades de la persona en particular en el momento en que realiza la microformación.
  • Ser multiplataforma para que se pueda acceder al curso de distintas maneras y a través de diversas plataformas.
  • Tener un objetivo claro y poder centrarse en ello para ser efectivo.

Los beneficios de la microformación

De lo dicho más arriba, se puede derivar que es un tipo de formación relativamente nuevo que aparece debido a que trae consigo una serie de beneficios. Lo que es importante aclarar es que, a la hora de buscar este tipo de formación, cada persona debe tener en consideración sus propias necesidades como trabajador o como estudiante, según sea el caso, para poder elegir la formación que más se adecúe a lo que está buscando. Muchas veces, se hacen microformaciones para poder resolver un problema particular que se ha presentado.

Una vez que se tiene conciencia de qué es lo que se está necesitando en cada momento, es tiempo de buscar. Hoy en día, las plataformas que ofrecen cursos de microformación o de formación online y veloz son muchas. Por eso, lo ideal es empezar a conocerlas, identificarlas y poder generar búsquedas o alertas frecuentes para poder estar al tanto respecto de los cursos que van apareciendo en cada momento, a fin de encontrar lo que se está buscando.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.